Servicio fines de semana y festivos

Servicio asistencial fines de semana y festivos, desde las 10:00h. a las 18:00h.
Teléfonos información.- 637 450 113 - 984 184 237

jueves, 19 de mayo de 2016

Visite nuestro facebook y nuestra web

http://www.facebook.com/centrodediasanmelchor/
http://centrodediasanmelchor.com/

lunes, 18 de abril de 2016

LO QUE TAL VEZ NO SABEMOS DEL ALZHEIMER




brain-951874_1280


Las enfermedades degenerativas son afecciones generalmente crónicas que involucran una pérdida progresiva de células nerviosas (o neuronas) y que en consecuencia derivan en una serie de signos y síntomas a nivel neurológico. Dentro de las enfermedades degenerativas se encuentran las demencias progresivas – siendo la más preponderante (60%) la enfermedad de Alzheimer. Se estima que en todo el mundo hay alrededor de 24 millones de personas con Alzheimer.


La persona que padece de Alzheimer presenta un deterioro a nivel cognitivo, cambios desadaptativos en su comportamiento y de la personalidad que van en aumento. Eventualmente la persona pierde su “libre albedrío” y ya no tiene acceso a su ser total.


El Alzheimer es diagnosticado a través de una evaluación médica exhaustiva. No existe ningún examen que muestre si una persona efectivamente lo padece. Sin embargo, hay una prueba de sangre que identifica si se tiene la apolipoproteina E4, o gen E4, lo cual representa un riesgo mayor de desarrollar Alzheimer (entre 2.5 a 5 veces más). El 25% de la población presenta este gen. En general, los asesores genéticos no recomiendan hacer este examen, ya que el tener el gen E4 no confirma si se desarrollará o no el Alzheimer, sino solo que se tiene una mayor probabilidad.


El 95% de las personas que tienen Alzheimer no se les diagnostica sino hasta que la enfermedad se encuentra en etapa de moderada a severa.


Es importante saber que tener problemas con la memoria no significa que se tenga Alzheimer. Varios problemas de salud pueden causar problemas con la memoria y el pensamiento. Cuando síntomas similares a la demencia son causados por condiciones tratables –como la depresión, interacciones entre medicamentos, problemas de la tiroides, el uso de alcohol en exceso, o ciertas deficiencias de vitaminas– éstos pueden ser revertidos. Por otro lado, es esperable un cierto grado de declive cognitivo que viene con la edad y que podría comenzar a manifestarse a partir de los 50 años.


La exposición a ciertos tóxicos pueden ser factores detonantes en una persona con riesgo de desarrollar Alzheimer. Desde el mercurio (neurotóxico) encontrado en casi todos los pescados y los empastes dentales (amalgamas), hasta los preservantes de las vacunas, son areas controvertidas que deben ser consideradas.


Por ejemplo, en un estudio conducido por el Dr. Hugh Fudenberg (inmunogenetista), se reportó que las personas que se habían puesto 5 vacunas contra la Influenza consecutivas aumentaban el riesgo de Alzheimer 10 veces comparado con las personas que se aplicaban la misma vacuna una, o dos veces, o no se la ponían. La explicación que da el Dr Fundernberg a este hecho es que el mercurio y aluminio que estas vacunas poseen resulta tóxico para el cerebro.


Otros elementos cuestionados en esta misma línea son los endulzantes artificiales (sustitutos del azúcar) y el glutamato monosódico o MSG (realzante del sabor presente en muchos alimentos procesados, “paquetes”, cubitos, sopas de sobre, etc.).


Por otra parte, es bien sabido que las personas que se mantienen activas mentalmente, comparadas con las que no lo hacen, reducen la posibilidad de desarrollar Alzheimer a una tercera parte. Así lo comprueba, entre muchas otras, una famosa investigación denominada el “Estudio de las Monjas”, en la cual Rush University Medical Center de Chicago estudiaron a 801 monjas adultas mayores involucradas en actividades mentalmente estimulantes y la forma como evolucionaron sus historias cognitivas. También se concluyó que, en general, las personas mentalmente activas reducen su declive cognitivo relacionado a la edad en habilidades mentales generales en un 50%, en concentración y atención en un 60%, y en velocidad de procesamiento en un 30%. Lo anterior se entiende por un principio muy conocido dentro de las neurociencias: “úsalo o piérdelo”. Este hace referencia a que los circuitos neuronales terminan muriendo si no están en actividad. Asimismo, otros estudios afirman que las personas con mayor nivel educativo tienen menor riesgo de padecer Alzheimer y declive cognitivo.


El ejercicio, entre sus incontables beneficios, tiene la capacidad de disminuir el riesgo de Alzheimer. Por un lado, porque mejora el sistema circulatorio ayudando a mantener un mejor flujo sanguíneo hacia el cerebro (y todo el cuerpo), aumentando la entrega de glucosa y oxigeno. También se reduce el daño de neuronas por sustancias tóxicas. Adicionalmente, el ejercicio protege el hipocampo de condiciones altamente estresantes, lo cual mata las células de esta estructura deteriorando la memoria.


En los últimos años se ha reportado que la vitamina E podría ser un factor protector en la demencia. Se ha reportado que tomada en dosis altas (1000 I.U. dos veces al día) en personas que ya tienen síntomas de Alzheimer, la vitamina E retarda el progreso de la enfermedad en un año. Y en dosis de 400 I.U. o más por día reduce el declive cognitivo normal en los individuos. Junto con la vitamina E, la vitamina C, también tomada en dosis altas, se ha asociado a una disminución de 20% menos de posibilidades de desarrollar Alzheimer.

viernes, 26 de febrero de 2016

PROXIMO TALLER DE MEMORIA

En nuestro centro de rehabilitación estamos preparando un nuevo taller de memoria:


-Grupo reducido, (máximo cinco personas)
-Duración, 10 sesiones
-Horario de mañanas
-Imparte nuestra psicóloga Noelia
-Comienzo en Marzo.

Apuntarse en los telfs. 605 820 804, 637 450 113 y 984 18 42 37

viernes, 4 de diciembre de 2015

APERTURA CENTRO DE REHABILITACIÓN FUNCIONAL SAN MELCHOR

Hemos recibido el numero de registro sanitario en el centro, para su puesta en funcionamiento, con lo que a partir del próximo día 9 del presente mes estaremos a su disposición para ofrecerle los servicios de nuestro nuevo centro de rehabilitación funcional.

Ha tenido un ictus, una rotura osea, un deterioro de la marcha por algún tipo de enfermedad, deterioro cognitivo, trastorno de comportamiento, demencia, alzheimer, parkinson, esclerosis, corea de huntington, trastorno del lenguaje, deglución, respiración, etc.
Todos estos problemas, y otros mas, están en nuestra agenda, para poder atenderle con el equipo profesional mas completo y preparado para cada problema. Con atención individual y personal a través de cita previa y un estudio pormenorizado de cada caso.
LES ESPERAMOS.

lunes, 9 de noviembre de 2015

En el Centro de Día San Melchor nos hemos lanzado a abrir una sala de rehabilitación funcional independiente del centro de día, con el fin de ofrecer un servicio integral a todas las personas mayores y jóvenes que nos soliciten, disponemos de un equipo profesional formado por psicóloga, terapeuta ocupacional, logopeda (colaboración especial con el gabinete ABC Logopedia), ortopedia (facilitamos toda clase de ayudas técnicas para la movilidad en colaboración con Ayudartis y Pra2) y fisioterapeuta, para poder servirle en todos éstos ámbitos. Como siempre aportando calor humano y cercanía a nuestra larga experiencia en el ramo.







viernes, 28 de agosto de 2015

La señora X se llama Soledad.

Mudarse a una residencia de ancianos implica una enorme conmoción emocional. Es quizá la mayor transición a la que cualquiera de nosotros va a enfrentarse en nuestras vidas. Imagina que un día eres relativamente independiente, sigues realizando tus actividades normales cuando, de repente, la alfombra del salón se enreda en tus pies, o tropiezas en una acera al cruzar la calle. La siguiente información que conoces es que estás en un hospital con una fractura de cadera, complicaciones y unas semanas por delante para encontrar un lugar donde puedan atenderte mejor que en tu casa. De repente, sientes que te han robado lo mejor de ti. Has perdido tu salud, tu independencia, tu hogar y tu identidad. Lo has perdido todo. La impotencia y un profundo sentimiento de soledad se apoderan de ti. Por supuesto, esta es solo una de tantas formas que desembocan en una institucionalización en una residencia. Para muchos, la transición es más lenta. Un largo camino de pérdidas que conduce a una desconexión entre quien te crees como persona (tu identidad) y en lo que te has convertido.
La soledad no siempre aparece en la transición a una residencia, para muchos comienza antes. Numerosas personas anónimas me han impregnado de la sabiduría sobre lo que es ser viejo dentro de una residencia. Todas ellas describen una batalla constante para retener el verdadero sentido de quienes eran, cuando la fluencia de la decrepitud les llevaba a hacerse cargo y asumir su propia identidad. Describen el “espantoso sentido del aislamiento” que conlleva, y el aplastante aburrimiento de la vida, esa que alguien les robó. La soledad y el aislamiento se relacionan más directamente con la pérdida de su propio sentido, el sentido de sí mismo, que con cualquier otra cosa. Es importante reconocer que las pérdidas que experimentamos en la edad avanzada son posibles desencadenantes de la soledad y necesitan recibir una respuesta lo antes posible.
Lonely old woman sitting by the window in his cottage.
El personal de una residencia trabaja para apoyar a las personas en esta difícil transición. El éxito se refleja en informes al observar cómo “ la señora X se ha adaptado muy bien al centro”. ¿Esto quiere decir que la señora X se ha ido haciendo pasiva y silenciosamente a nuestra rutina? ¿Es justo y realista asumir este rol ante la adaptación de las personas más frágiles? Sin duda debemos asumir que la señora X debe estar viviendo un profundo sentimiento de desesperación, ira, miedo, dolor o shock en respuesta a las importantes pérdidas que tuvo, o por el contrario la sensación de alivio cuando por fin se había escapado del horror de sentirse aislada en su propia casa. De cualquier forma, si ella no pronuncia ninguna respuesta emocional, esto podría sugerir que, en lugar de adaptarse correctamente, la señora X está encerrada en sí misma y probablemente, es incapaz de procesar lo que ha ocurrido.
Los profesionales de la atención geriátrica pueden sentirse demasiado ocupados o estresados para comprometerse con el impacto emocional de la pérdida en vida que las personas experimentan. Cuando una residencia funciona bien, el personal de atención proporciona un apoyo extraordinario para ayudar a los nuevos residentes a encontrar tiempo y espacio para dar sentido a lo que ha sucedido. Para hablar de cómo eran las cosas en casa, llorar, enfadarse, procesar el trauma del cambio y mirar hacia delante para dar comienzo de forma positiva a su experiencia en la residencia. Cabe preguntarse, una vez más, si esta situación tiene cabida en la atención gerontológica actual, donde priman las carreras, los aseos cronometrados, las parcialidades, los listados de residentes a los que “hay que levantar” en la primera hora de la tarde  y los trabajadores que están demasiado ocupados para tener una conversación con la señora X. 
Es necesaria una cultura emocional donde todos se sientan vistos, oídos e implicados. Las personas mayores tienen que ser capaces de conectar con la comunidad, para restablecer las conexiones con las personas y lugares que conocen, y forjar nuevas relaciones con el mundo exterior. Tenemos la evidencia de que es posible, solo necesitamos la motivación para hacer que esto ocurra más a menudo. Si no nos preocupamos por la calidad emocional de las residencias ahora, no podremos esperar nada diferente para nosotros mismos en el futuro.

martes, 12 de mayo de 2015

Un estudio revela las posibles causas del Alzheimer

Un nuevo estudio que intenta desvelar los misterios del Alzheimer sugiere que es probablemente causado en el sistema inmunológico, por lo que una droga que se está probando actualmente en ensayos clínicos para tratar el cáncer podría prevenir esa enfermedad.
La investigación, llevada a cabo por académicos de la Universidad de Duke, en Estados Unidos, y publicada en la revista científica Journal of Neuroscience, abre la posibilidad de que el sistema inmunológico podría tener un papel importante en el desarrollo del Alzheimer.
A partir de un estudio con ratones, los investigadores observaron que en el Alzheimer ciertas células inmunes que normalmente protegen el cerebro comienzan a consumir de manera anormal la arginina, uno de los 20 aminoácidos que forma parte de las proteínas.
En el estudio de Duke, el bloqueo de ese proceso con un fármaco evitó en los ratones las placas en el cerebro y la pérdida de memoria características de la enfermedad.
El estudio usó un tipo de ratones con genes alterados para que el sistema inmunológico de esos animales fueran similares al de los humanos.
"Si el consumo de la arginina es tan importante en el desarrollo de la enfermedad, quizás podamos bloquearla y revertir la dolencia", dijo Carol Colton, una de las investigadoras y profesora de Neurología en Duke.
"Este estudio abre la puerta a pensar sobre el Alzheimer de una manera muy diferente. No solo subraya una nueva potencial causa de la enfermedad, sino que quizás pueda llevar a un nuevo tratamiento", consideró.
La Alzheimer's Society celebró las novedades del estudio y precisó cuáles son los nuevos desafíos. "Es importante destacar que estos nuevos hallazgos reflejan las observaciones anteriores de que la arginina se reduce en el cerebro de las personas que sufren de Alzheimer. El siguiente paso sería demostrar que focalizarse en el metabolismo de la arginina en el cerebro puede reducir la muerte de las células del cerebro, como todavía no demostró el estudio actual", dijo James Pickett, el director de esa organización..

jueves, 26 de febrero de 2015

Amor verdadero: pareja de ancianos muere el mismo día y tomados de la mano

Aún existe el amor verdadero.

Conmoción ha causado en Estados Unidos la historia de una pareja de ancianos que falleció el mismo día y tomados de la mano, en el estado de California.
Se trata de Floyd y Violet Hartwig, quienes estuvieron casados por 67 años y quefallecieron con sólo cinco horas de diferencia, el pasado 11 de febrero.
Esta impresionante historia de amor fue dada a conocer por una hija del matrimonio, Donna, en una entrevista que realizó ABC.News.
"No tenían ningún lujo. Simplemente eran gente decente que siempre se apoyaban, independiente de la situación", indicó la mujer.
UNA HISTORIA DE AMOR REAL
Floyd y Violet se conocían desde la infancia y a temprana edad se convirtieron en pololos, un poco antes de la Segunda Guerra Mundial.
Cuando recién comenzaban su relación recibieron su primer golpe: debieron separarse porque Floyd ingresó a la marina.
Pese a la distancia, las cartas de amor los mantuvieron unidos hasta el regreso de Floyd, momento en el que decidieron casarse y formar una familia, conformada por tres hijos.
Con el paso de los años, el matrimonio comenzó a padecer graves enfermedades. Otra de las hijas del matrimonio indicó que "mi madre teníademencia desde hace varios años e iba cuesta abajo. Poco después recibimos una carta del médico diciendo que mi padre tenía insuficiencia renal y cáncer de vejiga y que no le daban mucho de vida".
Los hijos del matrimonio, viendo que ambos estaban en el hospital, decidieronllevarlos a su casa y juntar las camas para que estuvieran cerca sus últimos momentos, sin imaginar que morirían con pocas horas de diferencia y tomados de la mano.

jueves, 22 de enero de 2015

Parkinson y drogas, ¿hay alguna relación?

Drogas como la heroína pueden provocar accidentes cerebrales fatales.
Drogas como la heroína pueden provocar accidentes cerebrales fatales.

La enfermedad de Parkinson es difícil de entender y más aún de aceptar: ¿cómo asimilar que alguien cercano a nosotros no puede realizar acciones tan sencillas como amarrarse las agujetas, abrocharse la camisa o peinarse? ¿De qué forma se puede ayudar a una persona que sufre los estragos de este mal?
“Temblor en las extremidades superiores y en la cara, rigidez en brazos, piernas y tronco; falta de expresión facial, lentitud de movimientos, problemas para caminar y mantener el equilibrio, dificultades para hablar, masticar o tragar; secreción incontrolada de saliva, ansiedad, estrés y confusión, son sólo algunos de los síntomas que caracterizan a quienespadecen Parkinson”, comenta el doctor Jaime Quintanilla Bendek.
De acuerdo con el especialista, este trastorno afecta el funcionamiento de las neuronas que producen dopamina, ubicadas en una zona del cerebro llamada “sustancia negra”cuya función es controlar y coordinar los movimientos musculares. Aunque en la mayoría de los casos se presenta en pacientes de la tercera edad, no es raro encontrar a personas menores de 40 años que comienzan a manifestar algunos síntomas.
¿Qué relación tiene este padecimiento con el uso de sustancias?
“Muchos de los investigadores plantean que la enfermedad es consecuencia de unacombinación de susceptibilidad genética y exposición a uno o más factores ambientales como infecciones virales o el consumo de drogas contaminadas por toxinas o pesticidas”, explicó el especialista.
Las sustancias que más riesgo implican son aquellas utilizadas por vía intravenosa como la heroína, ya que pueden provocar accidentes cerebrovasculares por embolias relacionadas con coágulos sanguíneos que se alojan en las arterias del cerebro. “El uso alcohol y de psicoestimulantes como la cocaína, el crack, las metanfetaminas y el éxtasis también pone en riesgo a los consumidores, pues es posible que ocasionen un derrame cerebral por la ruptura de alguna arteria o aneurisma”, añadió.
Algunos pacientes recurren a las sustancias psicoactivas con el fin de minimizar algunos de los síntomas o de aliviar el estrés y los sentimientos de soledad y tristeza que experimentan; sin embargo, esto sólo empeorará la enfermedad. La familia puede percatarse de esta situación si se presentan estos síntomas: enrojecimiento de los ojos, movimientos oculares rápidos, tos persistente, cambios en el apetito (disminución o aumento), trastornos de sueño (somnolencia o insomnio), hiperactividad, olor o aliento diferentes y abandono de actividades laborales o de recreación.
“Procuremos establecer con los pacientes una relación de proximidad emocional. El respaldo de la familia y la pareja es fundamental para que no se sientan solos y puedantener una vida tranquila y satisfactoria”, señaló.
Es importante buscar información y asistir a programas de prevención del uso de drogas que no sólo dé atención a la persona afectada por el consumo de drogas y a sus familiares, sino que también se les canalice, si así lo requieren, a servicios de salud especializados en el tratamiento de enfermedades neurológicas.
Es recomendable cuidar que los enfermos de Parkinson mantengan buenos hábitos alimenticios, practiquen deportes acordes con sus niveles cambiantes de energía, se involucren en terapias ocupacionales y procuren tener periodos regulares de descanso. Aunque aún no se ha encontrado un tratamiento efectivo contra este mal, concluye el doctor Quintanilla, es posible ayudarlos a tener una vida satisfactoria y feliz.

jueves, 25 de septiembre de 2014

El apoyo de la familia puede condicionar la evolución del Alzheimer

alzheimerK2-397-El entorno familiar es vital para los enfermos de alzheimer. GettyImages
“Si el entorno del paciente no sabe con qué se está enfrentando su evolución va a ir más rápido”
Una vez que el Alzheimer ha mostrado los primeros síntomas, la familia tiene un papel fundamental para ayudar a ralentizar la evolución de esta enfermedad incurable, que afecta a 600.000 personas en España y que este domingo, 21 de septiembre, celebró su Día Mundial.
“Hay hábitos y actividades que puede ralentizar el deterioro cognitivo”, explica a Europa Press el jefe de Geriatría de la Fundación Vianorte-Laguna, el doctor Javier Gómez Pavón, que señala a la familia como clave en el desarrollo de estos hábitos con el paciente. “Si el entorno del paciente no sabe con qué se está enfrentando su evolución va a ir más rápido”, afirma.
Tratar a estos pacientes no es fácil, cuando se descubre la enfermedad en fases leves carecen de recursos terapéuticos adecuados, de modo que se ven obligados a esperar a que la enfermedad avance para acceder a un Centro de Día en el que puedan recibir terapias que mantengan su autonomía y su funcionalidad.
Es aquí dónde se debe apoyar a la familia y trabajar con ella, de modo que se evite aislar al paciente hasta el punto de verse incomprendido y deprimirse. “Es fundamental cuando se hace el diagnóstico dar atención también a la familia y explicarles cuáles son los cuidados al enfermo; es fundamental cogerlos cuánto antes para que ayuden en el retraso del Alzheimer”, señala este experto, que recomienda atender a la familia al mismo tiempo que al enfermo, desde el primer momento.
Además de reforzar la psicoestimulación y adaptación a los déficits, el cuidador tiene el papel de tratar que el enfermo no se aisle, ya que “eso va a provocar en el paciente mayor depresión e incluso situaciones disruptivas (ira, agresividad, delirios, trastornos del sueño, etc), que “no solo agudizan la enfermedad sino que desestructuran a la familia”.
En las fases más avanzadas “la fuerza del amor”, es decir mantener la parte emocional que une a la familia, también ayuda a conectar al enfermo con sentimientos que reconoce, devolviéndole de algún modo a sensaciones positivas ya vividas. “El enfermo con Alzheimer es una persona apática, cambia según avanza la enfermedad, parece que no tiene emociones, se van aislando pero necesitan continuamente esa emoción, el poder de los besos, los abrazos, etc”, afirma.
“Uno se vuelve desorientado, reconoce a su marido o a su mujer pero no sabe que es su marido o su mujer, reconoce la casa pero no sabe dónde está, el cerebro está alterando pero reconoce un acto o el estar de una persona que le da confianza, y eso lleva consigo que el paciente esté tranquilo”, añade.
Prevención
El experto incide en que existen factores que pueden ayudar a modificar el inicio de la enfermedad, de hecho diversos estudios que indican que los hábitos de vida saludables pueden reducir entre el 40 y el 30 por ciento de los casos de Alzheimer.
Algunos de los factores de riesgo en la enfermedad de Alzheimer que pueden prevenirse son la diabetes, la hipertensión, la obesidad, la inactividad física, la depresión, el tabaquismo y la baja actividad cognitiva. De los siete factores de riesgo detectados, la mayor proporción de casos de Alzheimer se puede atribuir a la inactividad física, porque un tercio de la población adulta son personas sedentarias e inactivas.
“Cuantos más factores de riesgo más riesgo se tiene de Alzehimer pero, al final, esto es como la lotería, puedes tener muchos factores de riesgo y no padecerlo o tener pocas papeletas y padecerlo”, afirma.
Por lo tanto, es importante potenciar las actividades cognitivas (leer, estudiar, hablar varios idiomas, practicar juegos intelectuales, relacionarse con gente, participar en actividades de grupo), controlar los factores que alteran a la circulación sanguínea(azúcar, colesterol, hipertensión, obesidad), llevar una alimentación equilibrada, realizar ejercicio físico y abandonar el hábito del tabaco.
Asimismo, incide en la importancia de mantener las relaciones humanas, “usar el cerebro y la memoria, participar activamente en la sociedad y no mantenerse aislado es importante”, ya que “el aislamiento, sobre todo con la edad, lleva consigo el no ejercitar la memoria”. Además, hay que mantener un buen estado de ánimo, “el bajo ánimo que puede considerarse depresivo y eso es como una droga para el cerebro”.
“Si antes tenías 10 neuronas ahora tienes 8, pero si se ejercita el cerebro esas 8 neuronas pueden suplir la ausencia de esas dos que faltan, así se consigue que el Alzheimer vaya más lento, consigues que esas ocho sean mas resistentes a la enfermedad”, concluye.